Radio: No
Radio:
km Radio de geolocalización
Buscar

CERCA DE 200 FAMILIAS PARTICIPAN EN EL PROYECTO “MISIÓN: NEDA!

Neda, 29 de marzo de 2019.- “Misión: Neda!” lleva trazas de convertirse en una de las actividades más exitosas del área municipal de Educación, Cultura, Patrimonio y Turismo. Hace quince días el departamento les propuso a los estudiantes y a sus familias descubrir el territorio municipal a través de cuadernos didácticos, de una web y de la busca de una serie de letras con las que componer un misterioso enigma final. La respuesta fue masiva, con casi 200 niños y niñas implicadas en el conocimiento de la historia y el patrimonio del municipio, pero también en el descubrimiento del enigma. Entre ayer y hoy se entregó en los colegios el segundo cuaderno de la misión, que abarca mil años de la historia nedense, desde la Baja Edad Media hasta prácticamente la época de la Revolución Industrial. De esta vez fue la panadera Micaela -trabajadora de las antiguas Casas Reales de aprovisionamiento- quien viajó en el tiempo desde el siglo XVI para animarlos a continuar con la aventura. Micaela es el nombre ficticio de una joven que amasaba los conocidos como “bizcochos” o galletas marineras con las que se abastecía desde Neda a la Armada Real. Fue en 1588 cuando el rey Felipe II ordenó construir cerca de donde hoy está la Casa de la Cultura las llamadas Casas Reales, un grande edificio que llegaría a tener nueve hornos en funcionamiento. Allí se hacían tartas de pan cocidas dos veces -de ahí el nombre de “bizcochos”- con el objetivo de que se conservaran durante las semanas e incluso los meses que duraban las grandes travesías de la época. Los Hornos de Provisión fundados por Felipe II, de los que hoy solo se conserva un escudo delante de la casa consistorial, son protagonistas del segundo cuaderno del proyecto “Misión: Neda!”, donde también se habla de otros referentes históricos y patrimoniales del ayuntamiento, como por ejemplo los astilleros de la ribeira, la iglesia y el crucero de San Nicolás, el Cristo de la Cadena, el también desaparecido Hospital del Espíritu Santo o las puertas que protegían la villa durante la época medieval. El cuaderno se entregó ya en los colegios de Maciñeira y San Isidro, pero también se puede recoger en la Biblioteca Municipal para incorporarlo a la colección de tres libros que echó a andar hace 15 días hablando de la historia anterior a la Edad Media. Todos los contenidos están disponibles, además, en la web del proyecto, www. misionneda.gal, que se acompaña de un mapa interactivo para descubrir el lugar exacto donde se encuentran las letras que componen el enigma final. La iniciativa tuvo un éxito que superó las previsiones de la Concejalía de Educación, Cultura, Patrimonio y Turismo. Tal y como señala la titular de estas áreas, Cristina Bouza, “hay alrededor de 200 familias de dentro y fuera de Neda participando en el proyecto, leyendo los cuadernos y buscando las letras por el territorio. Algo que nos sorprendió mucho”. Bouza añadió que la segunda parte de la misión se centra en la época comprendida entre la Edad Media y justo antes de la Revolución Industrial, “casi 1000 años de la historia que dejaron una importante huella en Neda”. La concejala puntualiza que, más que encontrar las letras, “el importante es aprender cosas sobre nuestro ayuntamiento” y adelantó que en esta segunda entrega “las familias tendrán que andar menos para continuar con la resolución del enigma, pero a lo mejor deberán esforzarse un poquito más para encontrar las letras”.

El proyecto está abierto a la participación de escolares de 8 a 16 años, sea o no de Neda, en la compaña de sus padres, madres, abuelos, abuelas… o de cualquier otra persona adulta de su familia. El Ayuntamiento eligió los centros de enseñanza de Maciñeira y San Isidro como puntos de arranque de la aventura, aunque por ella también mostraron interés colegios próximos como el CPR Jorge Juan de Narón y hay jóvenes de la ESO que también recogió el material en la Biblioteca Municipal.
Esta semana el profesorado de San Isidro destacaba el valor educativo de los cuadernos que se están entregando y también el hecho de proponer una aventura como hilo conductor del descubrimiento del municipio. “La mayoría del alumnado fue con los padres recorrer el territorio. Algunos nos dijeron que era muy difícil encontrar las letras, que les había costado mucho trabajo, pero también que les estaba gustando mucho la experiencia”, explicaba Carmela Nuevo, maestra de 6º de Primaria.
Por otra parte, Patricia Meira -profesora de 3º en el mismo centro- decía que los niños y niñas “están muy ilusionados”, al tiempo que calificó la iniciativa como “una idea que está muy bien” dado que le ayuda a la cativería “a meterse justo en su cultura y también a conocer un poco más su contorno. Hay muchos niños y niñas que no sabían casi nada de su ayuntamiento y ahora lo están aprendiendo”.
Grandes y pequeños tienen dos semanas para recorrer la zona de San Nicolás y Santa María para encontrar las 10 letras que hay ocultas en los distintos puntos que se indican en el mapa. El último cuaderno -y también la última sección de la web- estará disponible a partir del viernes 12 de abril, día en que los estudiantes saldrán de vacaciones de la Semana Santa. A la vuelta aún tendrán de plazo hasta el día 26 para verificar en el colegio o en la Biblioteca Municipal que completaron la misteriosa frase final, con la que podrán entrar en el sorteo de varias táblets.